Elegir el sujetador perfecto

Elegir nuestro sujetador

Hoy vamos a hablar de algo que nos hemos preguntado todas y que no todas sabemos cómo acertar porque por más que nos probamos, la mayoría de las veces, con el uso nos damos cuenta de que nos hemos equivocado. ¿Cómo se elige el sujetador perfecto?

Cuando nos comenzamos a desarrollar nuestras madres nos dijeron que ya no podíamos llevar las camisetas interiores y que teníamos que empezar a llevar sujetador. Esto siempre nos lo tomamos como un reto, algunas abochornadas no quieren que se les note y otras piensan que cuanto más se note mejor.

Con el tiempo vamos viendo en las tiendas que hay sujetadores mucho más bonitos que los que nos compran nuestras madres y acabamos diciéndolas que ya nos encargamos nosotras y como somos “super mayores” no necesitamos ayuda ni indicaciones de nadie. Y ahí comienza nuestro error.

Empezamos a comprar el sujetador que nos gusta por bonito, sin saber si es el más adecuado para nuestro pecho. Otro de los motivos por los que nos decantamos por un sujetador es por el que más nos las junta que nos hace tener un escote de esos que los chicos babean al ver.

Nos los ponemos día a día con todo orgullo y no damos importancia a cosas como que nos aprieten, nos saquen pliegues o se nos salgan continuamente de la copa.

Y un día puede que nos de por pensar que quizás los sujetadores, al igual que la ropa, tengan una talla o una forma apropiada para nuestro cuerpo. ¿Por qué con la ropa lo vemos tan fácil y con la ropa interior nos cuesta tanto darnos cuenta? ¿Quizás porque pensamos que como no se ve no es tan importante mientras me haga un escotazod e infarto?

Sin embargo, es muy importante conocer y utilizar la talla adecuada de sujetador, tanto por estética como por salud y por eso hoy queremos dedicar la entrada a ese compañero con el que vamos siempre y que muchas veces utilizamos mal.

Para saber cuál es el sujetador adecuado, lo primero que tenemos que saber es cuál es nuestra talla exacta. Para ello, sólo tenemos que realizar dos medidas y unos pequeños cálculos.

Como todas sabemos, la talla del sujetador consta de un número y una letra.

Medir el pecho

  • El número representa el contorno del sujetador. Para calcularlo sólo tenemos que medir con un metro de costura el contorno de nuestro tronco justo por debajo del pecho. Al número obtenido se le suma 15 y nos dará el número en tallaje español que formará nuestra talla de sujetador.
  • La letra representa la copa del sujetador. Para calcularla sólo tenemos que medir con el mismo metro el contorno de nuestro pecho a la altura del pezón. Al número obtenido le restamos el del contorno y en función de la diferencia se asignará una letra u otra. De esta manera, si la diferencia es de 12 a 14 centímetros se tratará de la copa A, si es de 14 a 16 centímetros se tratará de la copa B, si es de 16 a 18 centímetros se tratará de la copa C y la secuencia continúa hasta la copa G.

Una vez definida la talla del sujetador se deben tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • No compres un sujetador si estás ovulando o tienes la regla y nunca te lo lleves sin probártelo.
  • El sujetador debe ajustar pero nunca oprimir. Ni el contorno ni los tirantes deben dejar marcas ni las copas hacer pliegues al pecho.
  • El tirante por detrás debe quedar a la altura de la línea más baja del pecho, ni más largo ni más corto.
  • Si tienes mucho pecho tienes que tener en cuenta tanto el material del sujetador como la anchura de las tiras y tirantes ya que con el peso la presión será más alta.
  • Siempre te tienes que sentir cómoda con él y libre de realizar cualquier movimiento.
  • El aro tiene que quedar exactamente pegado al tórax, no puede aplastarte el pecho ni quedar despegado y bailando.
  • Existe un sujetador para cada cosa. No se usará el mismo sujetador para hacer deporte, para ir cómoda, para realzar o para lucir un vestido con escotazo o con las espalda descubierta.

Además, no debemos olvidar que para cada tipo de pecho es mejor elegir una forma de sujetador u otra. Así, si tienes mucho pecho es mejor utilizar sujetadores Full Cup o Balconet Alto mientras que si tienes poco pecho es mejor apostar por sujetadores Plunge, Corazón o Bandeau. Éste último es perfecto para llevar camisetas o vestidos sin tirantes y si tienes mucho pecho siempre puedes optar por la versión conocida como “en tres secciones”.

Esperamos haberos sido de ayuda y que a partir de ahora todas llevemos el sujetador perfecto para nosotras en cada momento.

Sois libres de comentar porque seguro que nos hemos dejado algo ;).

Deja un comentario